Tras el Encuentro 2008

Comentarios


José Luís Rodríguez
Como se preguntó nuestro amigo Juan Carlos, en el encuentro: ¿A qué he venido? y se dijo así mismo en voz alta; para que nos sirviera de comentario a los demás, 'si he venido a conseguir algo', me he equivocado al engañarme a mi mismo. También ampliaría esta contestación diciendo que si he ido al encuentro; no sólo a recibir, sino a dar algo, sigue uno equivocado y engañado; pues el que consigue o el que da es el 'ego' y el ego de ser algo: Es un ente ficticio.
Creo que está escrito en la Biblia, que: 'Allá donde se junten dos o más seres humanos en mi nombre (la verdad, eternidad, conocimiento propio); ahí estoy yo'.
En líneas generales desde mi punto de vista; hubo un ambiente sano, franco, agradable y lleno de amistad. El lugar es bellísimo y entre nosotros no hubo apenas corrillos en las comidas y en los diálogos generales. Tuve oportunidad de reencontrarme con amigos, que he estado en otros diálogos y conocer y hacer nuevos amigos como Juan Carlos (que compartimos habitación), José María, Juan, Daniel, Eliseo, Gonzalo, Ángel Muñoz, Roser, Amada, Miguel, Alfonso, etc. Y hablar en persona y en directo con Paco; que a pesar de que habíamos tenido muchos diálogos a través del foro de Kinfonet no nos conocíamos en persona y como no nuestra querida amiga del foro amigos de Krishnamurti, Covi que en persona tampoco había tenido oportunidad de hablar con ella.
Comentaba con una persona (que igual no ha leído muchos libros ni visto muchos vídeos de K.); que fue una cinta bonita la biografía que vimos en los dos días a una mitad cada uno. Con otro que tiene mayor profundidad en la enseñanza; comentamos varios gazapos, que ahora no recuerdo, en la interpretación que hicieron varias personas en la cinta o vídeo. Una cosa de la cinta que si recuerdo por hacerme reflexionar y comentarlo con varias personas; fue cuando al ir a verle a K. una psiquiatra, la dijo directamente que las personas que se dedican a ayudar a los demás son una calamidad. A lo cual la psiquiatra replicó: Que; ¿Que es lo que estaba haciendo él? A esta pregunta contestó, que la diferencia estaba en que él lo hacía sin intención.
El encuentro para mi; que estuve los dos días en el grupo de silencio, fue relajante, agradable y muy emotivo por darse la circunstancia de florecer junto a mi en varias personas grandes emociones.

Con afecto.







Participante Anónimo
En lo más alto
se repiten,
de nuevo,
-como los recuerdos
inútiles-,
las grisáceas,
amorfas formas…
Tras las ventanas
de las, antaño,
celdas
se relevan,
-uno arriba,
abajo otro-,
alternándose
sin pacto,
observando
en silencio,
-como ha de
observarse el yo-,
el fondo:
Inmensa mole
elevada
con sus agujas
hiriendo al cielo…
Bajo las monásticas
galerías
de ¿místicas?
estancias
se agrupan,
en profundos foros,
-allá unos,
acá otros-,
diálogos sinceros
sobre ¿religiosas?
mentes,
de mentes
inquisitivas,
de solitarias
mentes…


Participante Anónimo. Eramos cinco, pero ya no recuerdo el nombre de tres de ellos, después de un rato de silencio y a los pocos minutos de intentar el diálogo, decubríamos nuestra incapacidad para comunicarnos, era algo mas que psicológico, cuando es visceral creo que está, en alguna forma, impresa en el cerebro.
Se habló de violencia y de actitudes autoritarias, pero se habló y quisimos querernos y volvimos a intentarlo y al final, nos quisimos y sobrecogidos comentamos que eso no podía suceder en grupos grandes, nuestros canales para circular Energía quiza estén demasiado obstruidos y lo impidan, pero aquel día, en aquel grupo, sucedió.


Marta

. El encuentro de este año ha sido agradable, sin tensiones que hayan desviado el verdadero sentido de reunirse para investigar juntos. Una vez más el reto del cambio se abrió camino entre nosotros.

He sentido la sorpresa de muchos al descubrir que algunas personas que ya conocían han cambiado y son más cariñosas y tolerantes. Tal vez todos cambiemos, aunque nos empeñemos en continuar viviendo en la seguridad de lo conocido, aunque la vida tiene sus propias normas -o idiosincrasias- y depara sorpresas constantemente.

El título del encuentro de este año ha sido La Mente Religiosa.

Para aquellos que no conozcan cómo se organiza este Encuentro anual deben saber que solemos ser unas cincuenta o sesenta personas de toda España. Se ofrecen varias alternativas para entrar en contacto con otros interesados en Krishnamurti. Para ello se establecen varios grupos que se reúnen para charlar entorno al tema en cuestión o
para estar juntos en silencio. También algunos asistentes vienen buscando un espacio de reflexión o descanso de forma independiente.

Los últimos años se han formado dos grupos de diálogo, un grupo de silencio, un grupo de videos y un grupo de lecturas comentadas. De esta manera los grupos que de modo natural van cambiando, ofrecen la posibilidad de ahondar y descubrir juntos, como fue en este caso, qué es la mente religiosa.

En el grupo de lecturas se leyeron al respecto algunos textos que después fueron sugiriendo varios diálogos.

Estas son algunas de las lecturas comentadas este año:
- Más Allá de la Violencia, Capitulo X “La mente religiosa” Ed. Kairós , pág. 140 y 141
- La Madeja del Pensamiento Editorial Edaf Bolsillo Págs. 70,71 y 72
- Más Allá de la Violencia, Capítulo X: La Mente Religiosa
Págs. 149, 150 y 151. Ed. Kairós
¡Os invitamos a asistir el año que viene!




Estamos actualizando contenidos para contaros cómo fue el encuentro de este año.

Si quereis dar a conocer vuestros comentarios los publicaremos aquí, enviarlos a nuestra dirección de correo:

krishnamurtimadrid@gmail.com

¡Muchas Gracias!