El Castigo y el Amor


Interlocutor: El niño desobediente, ¿cambiará mediante el castigo o a través del amor?

Krishnamurti: ¿Qué piensa usted? Preste atención muy cuidadosa a la pregunta; considérela a fondo, sondéela. ¿Cambiará un niño desobediente mediante el castigo o a través del amor? Si cambiara a causa del castigo, que es una forma de compulsión, ¿sería cambio eso? Usted es una persona mayor, tiene autoridad como maestro o como padre, y si amenaza al niño, si lo asusta, el pobre puede ser que haga lo que usted le dice; pero, ¿es eso un cambio? ¿Hay cambio mediante forma alguna de compulsión? ¿Puede jamás haber cambio a través de la legislación, mediante cualquier forma de temor?

Y, cuando usted pregunta si el amor producirá un cambio en el niño desobediente, ¿qué entiende por esa palabra amor? Si amar es comprender al niño - no cambiarlo sino comprender las causas que están originando la desobediencia - entonces esa comprensión misma producirá en él la terminación de la desobediencia. Si quiero cambiar al niño de modo que deje de ser desobediente, mi deseo mismo de cambiarlo es una forma de compulsión, ¿no es así? Pero si comienzo por comprender por qué es desobediente, si puedo descubrir y erradicar las causas que están produciendo la desobediencia en él - podrían ser una mala alimentación, la falta de sueño, la necesidad de afecto, el hecho de ser fastidiado por otro niño, etcétera - entonces el niño no será desobediente. Pero si lo único que deseo es cambiar al niño, lo cual implica querer encajarlo en un patrón particular, entonces no lo he comprendido.


El Propósito de la Educación
Jiddu Krishnamurti
Capítulo 19 - Conocimiento y Tradición

Comentarios de Participantes sobre Yoga + Lecturas

Hola a todos.

Como ya voy teniendo mis años, que no son pocos, había dejado de hacer yoga. Pero como siempre, al saber que íbamos a coordinar las lecturas de K - sobre todo las que describe la Naturaleza y alguna vez en esas descripciones viene lo Otro como le gusta decir ha K - yo me anime a empezar.

Ayer lunes la experiencia fue muy grata pues estiramos un poco el cuerpo y los músculos, - yo acababa de venir de esquiar -  disfrute mucho en la sierra, pero en el Centro me sentí mas unido con las montañas. Bien es verdad que Mario supo leer en su momento una parte de la descripción de K, pero la relajación por mi parte fue total tanto con los ejercicios como al final.

Hay que felicitar a Mario por lo bien que llevó todo. Yo salí más nuevo que nunca y con ánimo de seguir. Os animo a que vengáis por el centro los lunes.

Daniel

Amar a los hijos




Si los padres aman a sus hijos, no serán nacionalistas ni se identificarán con ningún país, pues el culto al Estado provoca la guerra, que mata o mutila a sus hijos. Si los padres aman a sus hijos, descubrirán cuál es la relación correcta del ser humano con la propiedad, puesto que el instinto de posesión le ha dado a la propiedad una enorme y falsa significación que está destruyendo al mundo. Si los padres aman a sus hijos, no pertenecerán a ninguna religión organizada, porque el dogma y las creencias dividen a las personas en grupos opuestos, creando así antagonismos entre los seres humanos. Si los padres aman a sus hijos, acabarán con la envidia y con las luchas y comenzarán a cambiar de un modo radical la estructura de nuestra sociedad. Mientras queramos que nuestros hijos sean personas con poder, que tengan los más prestigiosos y mejor remunerados puestos de trabajo, que alcancen un imparable éxito en la vida, no habrá amor en nuestros corazones, pues el culto al éxito fomenta el conflicto y la miseria. Amar a los hijos significa estar en completa comunión con ellos, tratar de que reciban la clase de educación que les ayude a ser sensibles, inteligentes e íntegros.


Del libro "La Educación y el significado de la Vida"  Krishnamurti  Ed. Edaf 

Inteligencia Sensible







La inteligencia es una sensible y lúcida percepción de la totalidad de la vida; la vida con sus problemas, contradicciones desdichas y alegrías. Darse cuenta de esto sin preferencia alguna y sin ser atrapado por ninguno de sus eventos sino fluir con la totalidad de la vida, es inteligencia. 

Pag. 109 " Diario I"  Ed. Kairós