Introducción a "Dialogando Juntos"


Los Diálogos están  basados en la metodología y las  investigaciones que realizó el físico David Bohm y varios de sus  colaboradores en la década de los ochenta. David Bohm fue un destacado científico que trabajó como profesor de física teórica en el Birkbeck College de Londres. El Dr. Bohm  hizo importantes contribuciones en los campos de la física teórica, la filosofía y  la neuropsicología. Fue contemporáneo y amigo personal de Krishnamurti y muchas de sus obras surgieron de esta relación de diálogo entre el físico y el filósofo, entre las que destacamos: La totalidad y el Orden implicado, Sobre la Creatividad,  Sobre el Diálogo, entre otras. Sugerimos a los participantes de los Diálogos leer, aunque no es imprescindible, esta última obra.

El propósito de estos Diálogos es explorar y comprender los procesos que interfieren y fragmentan la auténtica comunicación entre los seres humanos. La fragmentación es destructiva y fomenta el tipo de violencia que vemos en nuestro entorno.

Resumimos esto con unas palabras de Jiddu Krishnamurti sobre el diálogo:

Para dialogar con inteligencia no solo debe haber afecto, sino también duda. Como saben, a menos que uno dude no puede haber investigación, porque investigar significa cuestionar, descubrir por si mismo, paso a paso. Si lo hacen  no necesitaran seguir a nadie, ni pedir a nadie que reafirme o constate el descubrimiento; pero todo eso exige de una inteligencia y sensibilidad extremas.  Se trata de tener una conversación entre amigos; no se trata de reafirmarnos, sino de hablar con naturalidad, con afecto, en una atmósfera de amistad, de compañerismo, tratando de descubrir; con esa actitud es como la mente realmente descubre. Sin embargo, les aseguro que lo que se descubre tiene muy poco valor, porque lo importante es descubrir y, después, seguir investigando. Es perjudicial quedarse con lo descubierto, porque en ese caso la mente se bloquea, se estanca. Pero si en el momento en que descubren algo mueren a eso que descubren, entonces pueden fluir como la corriente, como un río de abundante caudal.

En el transcurso de los encuentros, hablaremos y profundizaremos en esta novedosa forma de dialogar, sin temas ni contenidos predeterminados, sin metas a alcanzar, con la intensión de profundizar y revelar aquello que se nos oculta en las corrientes profundas de nuestra forma de pensar.