Notas sobre el Diálogo del 25/01/2016

¿Qué podemos hacer por este mundo en el que vivimos los seres humanos, que al parecer conducimos hacia la autodestrucción?

¿Vemos la urgencia de un cambio interno? ¿Cómo miramos esto, a través de alguna ideología, defendiendo algún tipo de movimiento social?

¿Cómo abordamos los retos? ¿Existe un tipo de transformación que sea holística, no divisiva, no mecánica?

¿Podemos enfrentarnos a algo sin intentar ninguna vía de escape? ¿Podemos darnos cuenta de los escapes que tenemos: buscar explicaciones inmediatamente, vías de consuelo ideológico o emocional, refugiarnos en nuestra propia experiencia? ¿Alguna vez hemos probado no laborar con el pensamiento cuando abordamos un problema?

¿Es posible operar desde la disolución del condicionamiento? ¿Qué significa eso, operar desde una energía expansiva e ilimitada y no desde nuestro habitual estancamiento o limitación?

¿Qué significa meditar? ¿Qué significa dialogar? ¿Qué significa escuchar?

¿El pensamiento es algo nuestro o es algo que compartimos con todos los seres humanos?

¿Si el pensamiento no es nuestro y no tenemos ninguna idea que defender a capa y espada, cómo es entonces la cualidad de nuestra escucha? ¿Cómo es entonces nuestro diálogo?

¿Es posible entrar en contacto a través del diálogo y del movimiento del pensamiento común? ¿Puede haber allí el descubrimiento de una nueva energía? ¿Puede haber un operar no individual en el diálogo, un operar donde la mente de cada individuo está conectada a la indagación común conforme se produce en el momento?

¿Podemos vivir desde una energía ilimitada que alimenta todo lo vivo? ¿Cuánto de nosotros mismos está en contacto con esa energía en el diario vivir? ¿Cómo nos sentimos internamente? ¿Hay florecimiento, hay percepción de un aprendizaje continuo?

Notas sobre el Diálogo del 11/01/2016

¿Es necesario un Maestro, una Filosofía, un Camino?

¿Por qué y para qué seguimos Modelos?

¿Qué estamos haciendo con nuestro mundo?

¿Existe algún Principio empíricamente comprobable por cada uno de nosotros que pueda revelar algún hecho físico biológico común?

¿Por qué no ahondamos más profundamente en el inquirir para ver los límites del propio inquirir?