Relato de una Visita a los Centros Krishnamurti en India


Viaje a la India y estancia en los centros de Krishnamurti del Himalaya y Varanasi del 18 de Noviembre al 9 de Diciembre de 2009, por Daniel Pérez

Salimos de Madrid a Delhi de allí fuimos al Nepal, Katmandu donde nos impregnamos de la cultura Nepalí y nos acercamos a las montañas y pueblos con sus antiguos y bonitos monumentos. Volvimos a Delhi pues teníamos que ir al centro de la Fundación Krishnamurti del Himalaya en Uttarkashi, allí nos recibió Arvind que nos atendió como un amigo nos acompaño en las comidas vegetarianas y también en alguna excursión por los pueblos primitivos de la zona de cerca del nacimiento del rio Ganges. Las gentes siempre dispuestas para hablar con nosotros y ayudar, también tuvimos tiempo de relajarnos en el centro, un sitio natural a cerca de 3000 metros con una paz y silencio impresionantes, propicios para meditar. Por la noche nos juntábamos para hacer fuego calentándonos y charlar, todo tiene un fin y teníamos que ver un poco la India; Puskar, Jaipur, Taj Majal, Agra y llegar a Varanasi en tren, allí nos estaba esperando las personas del centro Krishnamurti de Varanasi que está a las afueras de Varanasi al lado de Ganges en un sitio ideal para retirarse con la vegetacion tropical y las habitaciones en casitas individuales con vistas al Ganges y al lado de una zona propiedad de la Fundación, con campos de lino, mostaza, arroz... todo ideal para pasear por allí y por la orilla del Ganges hasta los palacios  el crematorio y la casa donde se van a morir los indios para liberarse y acceder a la liberación.. Otro día con una persona del centro fuimos a Karnak andando donde Buda dió el primer Sermón a los discípulos. Te podías imaginar los paseos que se daba Krishnamurti por todo esto, el caos de circular en Varanasi y Delhi  la compensabas en los centros para liberarte un poco. Yo no podía integrarme mucho pero Leonor con su ingles si llego a dialogar con Arvind en el Himalaya y en Varanasi asistió a un dialogo que se organizó en el centro dijo que las cosas eran iguales que aquí en Madrid. Bueno otro día os contaré mas cosas un abrazo fuerte y que seáis felices siempre.  Daniel